Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

Oscar - Mercado Motor - 08/11/2018 -

Así funciona el BMW Live Cockpit

alt-text

En el pasado Salón de París BMW presentó novedades de calado en su gama. Desde pesos pesados como el nuevo BMW Serie 3 2019 a coches exclusivos, caso del BMW X5 o el BMW Serie 8, sin olvidar a deportivos como el nuevo BMW Z4. Común a todos ellos, además de la clásica parrilla de doble riñón, es el nuevo BMW Live Cockpit, totalmente renovado.

 

Uno puede quedarse en un primer momento con que cambian solamente las pantalla, pero hay variaciones de mucho calado, desde el sistema operativo al reconocimiento por voz (ahora responde un personaje digital) o los controles gestuales. El objetivo, que la experiencia de uso sea más personal e inteligente para los conductores.

 

Control múltiple

La interacción entre conductor y vehículo pretende ser más fluida que nunca. El uso del Control Display es realmente intuitivo pero se mantienen otras opciones para operar los sistemas del coche. Por un lado el iDrive Controller, un mando fabuloso de emplear que la marca introdujo en 2001 que supuso un gran avance para controlar las funciones del coche. También puede hacerse por control táctil, por voz (ahora comprende el lenguaje natural) y mediante gestos (el Gesture Command, que BMW investiga desde 2012 y que inauguró el BMW Serie 7 2015 ahora se amplia y gana dos nuevos movimientos, hasta un total de siete gestos reconocidos).

Las pantallas se ajustan para adaptarse al método elegido. Por ejemplo, al introducir un destino de navegación en la pantalla de control táctil, se utiliza un teclado digital pero la pantalla cambia al “deletreador” circular si el cliente usa el controlador iDrive.

Sistema operativo BMW 7.0

Con él, el acceso a la configuración y funciones del vehículo es mucho más rápido y sencillo, gracias a la nueva estructura de menú. Mezcla listas verticales y barras horizontales para acceder a los submenús en menos pasos. Las funciones más frecuentes se agrupan en la barra de accesos rápidos. La parte superior siempre muestra accesos al menú principal, últimos destinos, llamadas recientes, notificaciones, ayuda, configuración de la pantalla, cambio de usuario o apagado.

El sistema operativo BMW 7.0 también puede mostrar información adicional en forma de mapas temáticos. Así, al acercarse a un destino abre opciones de aparcamiento cercanas.

Hay tres niveles de hardware y funcionalidades básicas: BMW Live Cockpit, BMW Live Cockpit Plus y BMW Live Cockpit Professional, todos ellos adaptadas al modelo en que se equipan.

Diseño que no resta atención

La interfaz de usuario se ha pensado mucho para que su uso sea intuitivo y que la información que se muestra en el cuadro de instrumentos digital y la pantalla de la consola central esté relacionada. Se combinan gráficos en dos y tres dimensiones y se ganan nuevas opciones de personalización.

La pantalla de información ya no replica un diseño con esferas analógicas, sino arcos abiertos en el centro, liberando espacio en el centro de la pantalla para mostrar contenidos del sistema de navegación, como la ubicación del vehículo en un mapa e información relevante del resto del recorrido.

La información relativa a los sistemas de asistencia se agrupa en el arco izquierdo, en el marco del velocímetro. Y hay variaciones (además del color en función del modo empleado):

  • Modo Comfort y Sport: el arco de la derecha muestra el régimen de giro del motor;
  • Modo ECO Pro: ofrece el consumo de combustible instantáneo y la velocidad media.

En este arco también se integran contenidos del sistema de entretenimiento y, si se cuenta con Head-Up Display en el parabrisas (ahora más grande) toda la información relevante referente a la conducción se muestra en el campo de visión directo.

Menús personalizables

El contenido en el nivel superior del menú del Control Display puede ser configurado libremente a gusto de cada uno. Es posible personallizar hasta diez páginas en el menú principal, con varios diseños, y contenidos (comunicación, media/radio, reloj, navegación, pantallas deportivas, vista previa de la ruta, tráfico, posición o información relativa a la conducción).

A través del selector ubicado en el volante, el conductor puede agregar contenidos adicionales al arco de la derecha del cuadro de mandos (entretenimiento, consumo, medidor de fuerzas g…) El conductor, gracias al nuevo sistema operativo BMW 7.0, puede elegir entre 20 imágenes para su perfil personal.  y el menú de bienvenida incluye contenido sugerido en el Control Display, como las llamadas recientes, entradas del calendario, recordatorios de tareas o rutas a destinos enviados al automóvil a través de BMW Connected.

BMW Intelligent Personal Assistant

Este asistente es capaz de aprender los hábitos y rutinas del conductor para ofrecerle respuestas en consonancia, desde ajustes para su asiento a destinos habituales. Entiende el lenguaje y, de este modo, a la orden “Hey BMW, tengo frío”, es capaz de ajustar la climatización. El usuario puede cambiarle el nombre, para hacerlo más personal.

Actualización continua

Gracias a la función de actualización remota Remote Software Upgrade siempre se tendrá el equipo a la última, mejorando contenidos, calidad y seguridad. Pueden incluir desde mejoras en el control por voz o en las funciones de estacionamiento.

 

A partir de 2019 también permitirá equipar funciones o servicios de manera retroactiva. De modo tan sencillo como actualizar un móvil: se notifica al usuario de que está disponible la actualización y se descarga directamente en la aplicación. Cuando el móvil se conecta al coche, los datos se transfieren, pero si el vehículo tiene instalada la tarjeta SIM se descargarán directamente, si bien la instalación ha de contar con el aprobado del conductor, pues no se puede usar el coche mientras se realiza (unos 20 minutos). En el futuro, los clientes podrán instalar actualizaciones desde casa.

Fuente: BMW


Otras noticias