Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

David Durán - Mercado Motor - 05/02/2018 - COMPETICIÓN

Carlos Sainz y Lucas Cruz ganan una vez más el Dakar

La dupla española le dan a Peugeot su tercera victoria consecutiva en la edición más dura de los últimos años

alt-text

Carlos Sainz y Lucas Cruz han conseguido su segunda victoria en el Dakar, batiendo después de dos semanas de luchas a través de miles de kilómetros por Sudamérica a Nasser Al-Attiyah y Giniel de Villiers, quienes han acabado segundo y tercero. Los españoles les han dado además la tercera victoria consecutiva a Peugeot Sport en la que ya se anunció que sería su despedida del programa oficial de raids.


Durante las dos semanas de carrera Sainz y Cruz fueron capaces de marcar tiempo competitivos, manteniéndose siempre cerca del rival que estuviera liderando en ese momento (que variaba entre Al-Attiyah y Stéphane Peterhansel). En la etapa 6 Sainz lograba una gran victoria de etapa que le colocaba cerca de Peterhansel y en la siguiente aprovechaba un accidente de su compañero de equipo para situarse como líder en solitario, posición que no soltaría el equipo español hasta el final.


Peterhansel trató de remontar y de hecho fue capaz de colocarse segundo a falta de dos días para el final, si bien para entonces Sainz y Cruz contaban con 44 minutos de ventaja. No obstante, las esperanzas de ‘Monsieur Dakar’ se fueron contra un árbol al comienzo de la etapa 13, dañando la dirección de su Peugeot 3008 DKR Maxi además de provocarle un esguince a Peterhansel. Al-Attiyah subió de nuevo a la segunda posición después de haber conseguido cuatro victorias de etapa (tres consecutivas y la etapa prólogo) pero sin posibilidades reales de retar a Sainz.


En la última etapa era casi un sprint de 120 kilómetros cronometrados, siendo un bucle en las cercanías de Córdoba (que de hecho había parte que pasaba por la propia localidad argentina). Al-Attiyah comenzó como el hombre más rápido, pero a partir del segundo punto de control era de Villiers el que estaba al frente. De Villiers logró llevarse la etapa final por delante de Peterhansel, Al-Attiyah, Jakub Przygonski (el mejor ubicado entre los Mini de X-Raid) y Sainz.


De este modo, los españoles de Peugeot Sport aseguraron su segundo Dakar (y el último para Peugeot Sport ya que era el último año de su programa de raids) por 43 minutos de ventaja sobre Al-Attiyah y una hora y cuarto sobre de Villiers, quedándose Peterhansel cuarto a pocos minutos del podio. Przygonski, Khalid Al-Qassimi, Martin Prokop, Peter Van Merksteijn, Sebastian Halpern y Lucio Álvarez completaron las diez primeras posiciones.


Por el camino se quedaron una gran cantidad de pilotos favoritos a la victoria en todas las categorías: en el caso de coches fueron Sébastien Loeb (por una fractura en el coxis de su copiloto Daniel Elena), Bernhard Ten Brinke (problemas mecánicos) o Nani Roma (lesiones después de un vuelco en los primeros días de la prueba). X-Raid en general ha tenido un Dakar desafortunado, con uno de sus JCW Buggy destruidos por Bryce Menzies en la segunda etapa y otro remojado por agua salada por parte de Yazeed Al-Rajhi – Mikko Hirvonen logró terminar la prueba, pero bastante rezagado ya que más de una vez tuvo problemas mecánicos.


En lo que a los españoles (que competían en coches) se refiere, además de Sainz y Cruz Isidre Esteve y Txema Villalobos lograron acabar la prueba (en el puesto 21º), como también lo hicieron Óscar Fuertes y Diego Vallejo y Cristina Gutiérrez junto con Gabi Moiset. Por desgracia, hubo también abandonos entre los nuestros: junto a Roma y Álex Haro, también tuvieron que retirarse Xavi Foj e Ignacio Santamaría (rotura del arco de seguridad tras un vuelco) y Jesús Calleja, quien contaba con Jaume Aregall como copiloto. Entre los SxS, José Luis Pena y Rafael Tornabell lograron acabar en el Top 5, pero José Nicolás González y Ariel Jaton tampoco pudieron acabar.

 

 


Otras noticias