Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

Oscar - Mercado Motor - 11/08/2017 -

El desierto ya no es lo mismo con el Zarooq SandRacer 500 GT

alt-text

Creado en los Emiratos Árabes Unidos por Zarooq Motors, el SandRacer 500 GT es un coupé biplaza con motor central que aúna las prestaciones típicas de un superdeportivo con las amplias capacidades de un vehículo off-road. El SandRacer se ha desarrollado a partir de un chasis de competición de gran ligereza elaborado por Campos Racing al que se ha dotado también de la habitual jaula de seguridad de los vehículos deportivos. Este chasis va recubierto por una carrocería elaborada en fibra de carbono.

Bajo el capó del SandRacer, Zarooq ofrece dos posibles motorizaciones. La más sencilla es un seis cilindros gasolina de 3.2 litros que aporta 309 CV de potencia máxima. La más potente y brutal es un gasolina V8 que rinde 507 CV de potencia y unos nada despreciables 660Nm de par que teniendo en cuenta los apenas 1200 kilos que pesa el conjunto se antojan más que suficientes para propulsar al SandRacer por las arenas del desierto.

Acoplada a la mecánica, una transmisión secuencial de cinco relaciones de marcha transfiere el par exclusivamente al eje trasero del vehículo. No dispone de reductora ni de ningún tipo de ayudas y la suspensión está enfocada para permitir un uso dual del vehículo. A diario por las calles de la ciudad o la carretera y en los momentos de ocio para disfrutar por las arenas del desierto. Para ello, cuenta además con una suspensión que permite dos posibles ajuste en cuanto a rigidez, que varían la altura del vehículo para permitirle circular igual de cómodo por carretera que sobre las dunas.

Su acabado interior es de auténtico lujo. Cuenta con cuadro de instrumentación digital, climatizador, sistema de infoentretenimiento a bordo compatible con CarPlay, elevalunas eléctricos, asientos y volante forrados en cuero (cosido artesanalmente a mano por el especialista belga Mansory) equipo de sonido de alta fidelidad con pantalla LCD, …

El diseño inicial del SandRacer fue revelado por Zarooq, un nuevo fabricante de supercoches durante la celebración del GP de Abu Dhabi de Fórmula 1 en diciembre de 2015. Ahora, Zarooq Motors anuncia que después de pruebas exhaustivas y de introducir numerosas mejoras mecánicas y de diseño, su super deportivo de lujo está listo para la producción.

Las ventas de la primera serie de edición limitada de 35 unidades ya han dado comienzo. Fueron adquiridas por clientes muy exclusivos en los propios Emiratos Árabes Unidos a razón de casi 400.000 euros la unidad y recibirán sus coches a primeros de 2018.

Según se comentó un tiempo atrás, la idea primigenia de Zarooq era crear una copa monomarca de todoterreno con el SandRacer, en la que competirían los clientes. Las carreras se celebrarían en una finca cercana a Dubai donde se está construyendo un circuito OffRoad cuyo trazado recuerda a la grafía de la palabra Dubai escrita en arábigo.


Otras noticias