Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

David Durán - Mercado Motor - 10/08/2017 - COMPETICIÓN

Esapekka Lappi, un nuevo finlandés volador

En su cuarta carrera en el WRC el joven finés gana el Rallye de Finlandia

alt-text

Twitter (@TheDDuran)


 

Esapekka Lappi ha conseguido su primera victoria en el Campeonato Mundial de Rallyes al triunfar en el Rallye de Finlandia, su cuarta prueba como piloto del equipo Toyota Gazoo Racing. Lappi ha manejado el rallye de principio a fin mientras que segundo ha acabado Elfyn Evans en un ascenso espectacular y tercero Juho Hänninen, logrando su primer podio mundialista.


En el tramo con el que arrancaba el rallye, la primera pasada por el mítico Harju, salían en orden inverso al de inscritos (con algunas modificaciones entre los pilotos no prioritarios) de modo que eran los de la cola los que empezaban a las 19:00 de la tarde hora local – el tercero en la salida era Miguel Díaz-Aboitiz, siguiéndole unos minutos más tarde Alexander Villanueva. El campeón nacional de tierra conseguía un tiempo con su Citroën DS3 R5 con el que batía incluso a varios pilotos locales con monturas similares a la suya.


Más tarde salieron los JWRC (donde Nil Solans se colocó segundo por detrás de Julius Tannert) y los primeros WRC2, dejando paso poco después a los pilotos mundialistas empezando por Teemu Suninen. El joven finés decidió hacer el tramo con cuidado, por lo que pronto fue superado por Mads Ostberg y Kris Meeke. El autor del mejor tiempo en el shakedown marcó un buen tiempo, pero en apenas dos minutos Juho Hänninen apareció para arrebatarle el scratch provisional por tres décimas y a su vez Craig Breen mejoró el tiempo de Hänninen en 1,1 segundos.


El tiempo de Breen fue más rápido que el de varios rivales que salieron detrás de él, incluyendo a Dani Sordo, pero Tänak superó al irlandés de Citroën por 1,6 segundos. Ni Latvala, ni Neuville ni Ogier fueron capaces de superar al estonio de M-Sport, quien llegaba con la idea de retomar la pelea que dejó pendiente tras su accidente en Polonia. Tänak marcó el scratch por 1,1 segundos sobre Neuville, un segundo y medio sobre Ogier y 1,6 sobre Breen, que logró encaramarse a la tercera posición con el Citroën C3 WRC. Latvala se posicionó quinto, seguido por Paddon, Hänninen, Meeke, Evans y Sordo, mientras que Ostberg, Suninen, Lappi y Al-Qassimi completaban las posiciones restantes para los WRC.


En el primer tramo del viernes tanto Thierry Neuville como Dani Sordo empezaron con demasiada cautela al principio, perdiendo varios segundos con Sébastien Ogier, Ott Tänak, Latvala o Hayden Paddon. El scratch parecía que se lo llevaría Kris Meeke, pero al final de la caravana de WRC oficiales apareció Teemu Suninen y se llevó el mejor tiempo por segunda vez en su carrera deportiva. En el TC-3 Ogier reportaba problemas con el motor al no darle la respuesta que esperaba, pero aún así fue capaz de defenderse ante Neuville – no así ante Latvala y Esapekka Lappi, quienes marcaban un doblete para Toyota para acercarse a las posiciones de delante. Al mismo tiempo Suninen se colocaba tercero en el tramo, ascendiendo a la quinta posición en la general ya que adelantaba a Ogier.


La calma de los dos primeros tramos se convirtió en tormenta en la primera pasada por Jukojärvi: Ogier cometía un error a 700 metros de la meta y perdía el control tras un salto, mandando su Ford Fiesta WRC contra unos árboles y rompiendo su rueda trasera derecha. Su compañero de equipo Tänak tenía un pinchazo y perdía más de minuto y medio mientras que Paddon se veía obligado a abandonar en el principio del tramo, también con la trasera derecha rota. Con este panorama Lappi se anotaba un scratch que le hacía escalar de la décima a la segunda posición para colocarse por detrás de Latvala mientras que Craig Breen se situaba tercero, por delante de Suninen y Ostberg. Lappi volvía a marcar scratch en el TC-5 por una décima sobre Latvala y medio segundo sobre Ostberg, mientras que Breen y Suninen marcaban el mismo tiempo.


Lappi llegó a firmar un tercer scratch consecutivo en el TC-6 que le dejaba a apenas 2,2 segundos de Latvala, mientras que detrás suya se formaba una batalla entre Breen, Suninen y Ostberg – los tres estaban separados por 1,2 segundos. Por detrás andaban Juho Hänninen, Meeke y Elfyn Evans. Lappi remató la jugada con un cuarto scratch que le situaba a tan solo 1,6 segundos de su compañero de filas, además de poner tierra de por medio con respecto a sus perseguidores. Ostberg, Breen Suninen peleaban por el podio en medio segundo mientras que Hänninen, Meeke, Evans, Neuville y Sordo completaban las posiciones de puntos.


El bucle de la tarde comenzó tras un chaparrón que cayó en las cercanías de Jyväskylä, cambiando el agarre de la pista. Latvala y Hänninen saltaron al frente con los mejores tiempos en el TC-8, con Hänninen al frente – pronto llegó Lappi a la carga y clavó el tiempo de Latvala. Mads Ostberg y Ott Tänak se quedaron a apenas una y dos décimas y parecía que Toyota lograría su primer triplete en este tramo, pero Suninen llegó como un misil y le mejoró el tiempo a Hänninen por dos décimas. No sólo era el segundo scratch para el joven finés de M-Sport en la jornada y el tercero de su carrera, sino también era suficiente para colocarse tercero en la general.


La lluvia hizo que la pista tuviera algo menos de agarre de lo habitual y se embarrase la carretera, lo que hizo que algunos pilotos perdieran confianza (como ocurrió con Thierry Neuville y Kris Meeke) o cometieran errores (fue el caso de Hänninen). Lappi volvió a atacar a Latvala en este tramo, recortando la diferencia entre ambos a 1,1 segundos mientras que Suninen aguantaba tercero y Breen recuperaba la cuarta posición de manos de Ostberg. Lappi comenzó con aún más fuerza en el TC-10, superando en los parciales a Latvala antes de asaltar el liderato en el que apenas era su cuarto rallye en la categoría máxima. Hänninen golpeaba una roca, pero aún así marcaba un buen tiempo con el que adelantaba tanto a Craig Breen como a Ostberg (quien de hecho era rebasado por Elfyn Evans), colocándose cuarto por detrás de Suninen.


De este modo, cuatro finlandeses voladores se colocaban en las cuatro primeras posiciones de la clasificación, reviviendo la tradición de la prueba. En el TC-11 Lappi aumentaba su distancia frente a Latvala, quien cometía varios errores en este tramo pero se mantenía a la estela de su joven compañero de filas. Suninen aprovechaba para acercarse a Hänninen, quien aguantaba a un Breen con ganas de pelea para demostrar el potencial del Citroën. En el TC-12 llegaría un nuevo scratch de Lappi frente a Latvala, quien se quitaba el sombrero ante lo que estaba haciendo el piloto del Yaris WRC número 12. Ostberg lograba adelantar a Evans de nuevo mientras que Neuville superaba a Meeke, Breen a Hänninen y Tänak a Sordo.


El último tramo del día era la segunda pasada por Harju, 2,31 kilómetros con muy poco impacto en la general. Lappi acabó la jornada a 4,4 segundos de Latvala y a 19 de Suninen, con Breen por delante de Hänninen al haberle adelantado en el TC-12. Ostberg, Evans, Neuville, Meeke y Tänak completaron las diez primeras posiciones tras una jornada de más de 14 horas.


El bucle matinal del sábado no arrancó con buen pie para todos los pilotos mundialistas: Sébastien Ogier no tomó la salida para reserversa para la Power Stage, Kris Meeke continuó con las dificultades que experimentó en su dirección durante la jornada del viernes y Ott Tänak, por su parte, repitió el problema del limpiaparabrisas delantero atascado. Aunque eso sí, la fortuna corrió de otra forma para Hänninen quien, a la espera de Latvala y Lappi, se marcó el primer mejor tiempo entre los Toyota distanciándose, además, de Evans, bastante cerca en la general.


No obstante, y aunque Latvala y Suninen hicieron buenos tiemposfue Lappi el que puso las cosas en orden y se marcó el scratch dejando a Jari, su máximo perseguidor, a su estela -3,8 segundos-. Para el decimoquinto tramo cronometrado las tornas cambiaron, Latvala por Lappi: Esapekka perdió 5,4 segundos y le dio la oportunidad a Jari de contraatacar, posicionándose así como el nuevo líder de Finlandia.


Asimismo, Tänak arregló el problema de sus parabrisas mientras que Meeke continuó con la dirección mal pero eso sí, fue Paddon el que sufrió distintas circunstancias: El de Nueva Zelanda se quedó fuera después chocar, según explicó, con una roca “del tamaño de un balón de fútbol” y romper, de este modo, la suspensión de su i20. Pero no fue solo el de Hyundai el que abandonó, también lo hicieron Veiby, Andolfi y Scandola encuadrados en la WRC2. En esta línea, la suerte para otro hombre también se trunco: Ostberg se quedó parado dentro de tramo -TC16- y rompió la suspensión trasera así como los frenos. El noruego tuvo que seguir en carrera únicamente con los frenos delanteros.


Por otro parte, Suninen perdió mucho tiempo -22 segundos- al salirse en una chicane y tener que dar la vuelta dándole la tercera plaza, así, a Hänninen. En los últimos compases de la mañana, Latvala se volvió a hacer con el scratch -pleno durante la mañana, cuatro de cuatro- lo que terminó por afianzar su liderazgo, además, en casa. Por detrás de Jari, Lappi y Hänninen se colocaron Suninen y Evans para completar el top cinco. Dani Sordo, por su parte, contempló una décima plaza.


La jornada vespertina arrancó sin incidencias, un tramo corto y con Latvala al frente del pelotón. No obstante, el momento crítico llegó cuando Jari se quedó parado en decimonovena especial y aunque volvió a entrar a pista y continuar, se volvió a parar. Para suerte del finés los problemas técnicos le jugaron una mala pasada viéndose, entonces, vio obligado a abandonar y terminar su carrera a poco kilómetros de acabar el día. En este punto fue cuando Lappi volvió a recuperar el liderazgo, pero eso sí, no como a él le hubiese gustado conseguirlo, tal y como él mismo explicó. Asimismo, Neuville, por su parte, tuvo que retroceder poco después de golpear con una piedra mientras que Ostberg se alzó con la mejor nota en el salto de Ouninpohja, nada menos que 50 metros.


Prácticamente a final del día, Suninen consiguió el scratch provisional y se puso segundo por un segundo sobre Hänninen, quien tuvo ciertas dificultades con la barra antivuelco delantera de su Yaris WRC. Meeke terminó con la rueda derecha delantera dañada y Evans declaró que un podio lo ve posible. Finalmente, Lappi cerró el día en lo más alto y con una ventaja de 49,1 segundo de cara a la etapa de este domingo. El top cinco lo completaron Evans, Breen y Neuville mientras que Dani Sordo ocupó la novena plaza. 


Con Lappi afianzado en el frente, la pelea más interesante del domingo era por las posiciones de podio restantes entre Hänninen, Suninen y Evans (Lappi sólo tenía que administrar la ventaja en los tramos restantes). En el primer tramo de la tercera jornada los tres salieron a atacar, saliendo vencedor un Hänninen que recortaba toda la distancia con Suninen para ponerse ambos con el mismo tiempo mientras que Evans acechaba a dos segundos. En el siguiente tramo Suninen reaccionó y superó a ambos, con Evans logrando rebasar a Hänninen para colocarse tercero con el Fiesta WRC del equipo Dmack.


La pelea por el podio se decidió en el siguiente tramo, pues Hänninen batió a Evans y Suninen destrozó el frontal de su Fiesta WRC al tener un choque al comienzo del tramo, perdiendo unos 19 segundos. Pese a tener un ritmo tranquilo, Lappi también cometió un error y dañó la rueda trasera izquierda, aunque seguía manteniendo más de medio minuto de ventaja con respecto a Hänninen.


En el Power Stage Latvala comenzó con un gran tiempo, pero al estar segundo en el orden de salida tenía una pista algo sucia, por lo que tanto Tänak como Neuville pudieron mejorar su tiempo. La lucha por la segunda posición se decantó al final a favor de Evans, que batió a Hänninen por tres décimas mientras Lappi recibía los honores de la victoria en apenas su cuarto rallye en el WRC. Suninen, Breen, Neuville (que se ponía líder del campeonato emparejado a puntos con Ogier), Tänak, Meeke, Sordo y Ostberg completaron las posiciones de puntos.


 


Otras noticias