Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

David Durán - Mercado Motor - 09/05/2016 - ACTUALIDAD

Los orígenes humildes del Volkswagen Golf GTI

Uno de los hot hatchs más populares del mundo comenzó con un proyecto contra la política de la marca en los setenta

alt-text

Twitter (@TheDDuran)

 

El Volkswagen Golf GTI es en estos momentos una de las opciones más escogidas por aquellos que quieren un ‘cohete de bolsillo’, un deportivo pequeño de gran relación calidad/precio. Este año cumple cuarenta años desde su aparición en el mercado, tras siete generaciones en activo y más de una treintena de variantes y versiones especiales o conmemorativas.

Ahora bien, no siempre fue así. En los años setenta, Volkswagen estaba en contra de la idea de financiar y producir vehículos de alto rendimiento. Esto vino a raíz del Beetle GSR y su apariencia cercana a los coches de carreras (aunque en términos de potencia se quedaba en cincuenta caballos), para el cual se llevó a cabo una campaña de comunicación agresiva debido a la cual se criticó a la marca de Wolfsburg, llegando la discusión incluso al parlamento alemán.

La respuesta del entonces jefe de prensa, Anton Konrad, fue desobedecer órdenes: él organizó un equipo de tan sólo seis hombres para evolucionar el recién salido Golf en un modelo más deportivo, más vibrante, ocupar un hueco que él había visionado en el mercado. El primer Golf, en sus especificaciones habituales, se quedaba en ochenta y cinco caballos de potencia.

“El Golf normal llegaba hasta los ochenta y cinco caballos. Mi idea era tener un coche con más potencia, una categoría de coches que atrajese a la gente joven y a privados que estuvieran interesados en el automovilismo. Darle al coche los genes necesarios en el automovilismo. Pero el coche tenía que ser utilizado en la ciudad, en la autopista o para el ocio. Era también para gente que utilizaba su dinero para prepararlo a su gusto”, declaró Konrad al medio Top Gear.

“Nadie podía esperar o anticipar el éxito que tuvo. Era un coche que nadie quería y sin embargo hemos alcanzado los dos millones de ventas. Mi departamento de marketing dijo que debíamos construir sólo 5.000 unidades así que el precio sería muy alto. En el primer año vendimos 30.000 y al final del MKI logramos vender 420.000. Ya que fue una historia de éxito, también fue un éxito financiero. Estábamos tan contentos que se nos olvidó pedirle a los jefes si nos daban un marco alemán por cada unidad vendida”, recordó Konrad.

Lo que le siguió se conoce bien: varias ediciones deportivas del Golf – GTI, G60, VR6, R32, ediciones aniversario y el más potente hasta el momento, el Golf R – a lo largo de cuatro décadas de éxitos. También han tenido impacto en diversas categorías, pues los Golf III y IV tuvieron versiones Kit Car que compitieron tanto en el Campeonato Mundial de Rallyes como en certámenes nacionales, además de que el Golf MKII es una opción popular en rallyes regionales o históricos.

Desde los 110 del Golf I GTI se ha llegado hasta los 296 que produce el Golf R, gracias a la potencia de su motor 2.0 turbo de cuatro cilindros. Ahora bien, dos prototipos aún más potentes se han llegado a fabricar, el GTI Heartbeat con 394 caballos (fabricado con motivo de este cuadragésimo aniversario) y el Golf GTE Concept, que toma el motor 1.6 turbo del Polo R WRC y le añade dos motores eléctricos que suman 113 caballos de potencia. La potencia conjunta del sistema de propulsión se activa con el modo GTE, que proporciona un total de 396 caballos, una aceleración de 0 a 100 en 4,3 segundos y una velocidad máxima de 280 kilómetros por hora.


Otras noticias