Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

Oscar - Mercado Motor - 13/03/2019 -

Lynk & Co 03 Cyan Concept, con genes de competición heredados de los Volvo Polestar

alt-text

Llevamos ya tiempo hablando de Lynk & Co, la marca china que ya ha presentado un par de modelos que emplean las mismas plataformas modulares que Volvo. Eso se debe a que ambos fabricantes están bajo el paraguas de Geely y comparten tecnologías. Lo último que nos llega de los chinos es este Lynk & Co 03 Cyan Concept, un prototipo con muchos genes de competición que parece tomar el testigo de aquellos prototipos radicales de Volvo de hace unos años.

 

Porque cabe destacar que ahora que Polestar se ha convertido en una marca diferenciada y especializada en coches eléctricos han cambiado muchas cosas. Ahora la división deportiva es Cyan Racing y estarán presentes en el TCR durante esta temporada. El coche que llevarán no es otro que el sedán de la marca china y esa es la explicación de que veamos a día de hoy este espectacular prototipo que podría concebirse como una versión más cercana de producción de ese ejemplar de carreras.

 

Es imposible que pase desapercibido debido a los grandes cambios que recibe en su carrocería. Ahora es mucho más ancho gracias a paragolpes abultado y con grandes tomas de aire. Cuenta con llantas de 20 pulgadas equipadas con un equipo de frenado más potente (discos de 380 mm y pinzas de seis pistones delante) que le harán falta, como ya veremos más adelante. En la zaga destaca el enorme alerón trasero fijo y las peculiares salidas de escape.

Porque el Lynk & Co 03 Cyan Concept lleva bajo el capó un motor de gasolina turbo de cuatro cilindros y 2.0 litros. Aunque parezca un bloque corriente, de esos que copan nuestras carreteras actualmente, lo cierto es que ha sido preparado y desarrolla nada menos que 528 CV y 504 Nm de par, una potencia específica brutal. Sube hasta las 8.000 revoluciones y va ligado a una transmisión secuencial de seis velocidades.

Este heredero de los anteriores Volvo C30 y S60 Polestar tiene unas prestaciones destacables. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, de 0 a 200 km/h en 10 segundos y alcanza una velocidad máxima de 310 km/h. Con esos frenos nuevos es capaz de pasar de 100 a 0 km/h en apenas 30 metros, gracias en parte a un reducido peso de 1.287 kg. Para redondear el conjunto equipa un sistema de suspensión adaptable firmada por Öhlins. Es muy poco probable que llegue a producción, pero soñar es gratis.

Fuente: Lynk & Co


Otras noticias