Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

David Durán - Mercado Motor - 02/06/2016 - ACTUALIDAD

¿Podría regresar el BMW Serie 8?

Los avances de la tecnología y cambios en el mercado abren la posibilidad de su regreso

alt-text

Twitter (@TheDDuran)

 

Diversos rumores y comentarios de responsables de BMW apuntan a que se está considerando fabricar una nueva generación del Serie 8. Se trata de uno de los modelos más queridos de la marca, el cual fue presentado por primera vez en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1989.

Desde entonces, el Serie 8 estuvo hasta diez años en el mercado, siendo el buque insignia de la marca alemana con sus característicos faros escamoteables y su silueta alargada. Su tope de gama era el 850CSi, un 5.6 de 380 caballos preparado por BMW M – por desgracia, es el propulsor de BMW que menos ventas ha logrado en toda la historia de la marca.

Este vehículo apareció entre una generación y otra del Serie 6, aunque estaba destinado a segmentos diferentes y existen diferencias entre la concepción de un modelo y otro. Cuando finalizó su periodo de producción en 1999, el Serie 8 había acumulado un total de 30.621 unidades en el mercado.

Ahora bien, el vicepresidente de diseño del grupo BMW Adrian van Hooydonk ha realizado una serie de declaraciones que apuntan a la posibilidad del regreso del Serie 8, observando la evolución del mercado. Estas declaraciones han sido recogidas por el medio británico Top Gear.

“Estamos muy contentos con cómo estamos ahora, pero BMW es una compañía que no descansa en los éxitos del pasado. Estamos tratando de expandir nuestro alcance constantemente como hemos hecho en el pasado. Miramos cada oportunidad y quizás un Serie 8 podría ser una oportunidad, declaró van Hooydonk.

Creo que en el año 2020 y más allá, habrá nuevos cambios importantes en la tecnología una vez más, y todo esto de la digitalización – es decir, los coches volviéndose más inteligentes – va a ocurrir en ese espacio de tiempo. Esto va a dar lugar a grandes cambios de diseño…y oportunidades”, añadió.

Para adaptar una filosofía de diseño como la del Serie 8 a los tiempos modernos (caracterizados por el downsizing, la carrera por el menor consumo posible y cumplir normativas de emisiones, así como de proporcionar confort y seguridad al volante) BMW cuenta con técnicas de aligeramiento de peso, basándose en la utilización de plástico reforzado con fibra de carbono. También es importante tener en cuenta los motores turbo que utiliza la marca, como el 4.4 BiTurbo que montan el M5 y el M6.

Es cierto que la marca germana ya cuenta con un modelo con el número ocho en la gama actual: el superdeportivo eléctrico i8, un vehículo de producción que logró pasar de su fase de prototipo sin apenas modificaciones. Ahora bien, se trata de modelos muy distintos, además de que las posibilidades de motorización son amplias – desde sistemas híbridos a un V12, aprovechando el avance logrado en reducción de emisiones como muestra el Serie 7.


Otras noticias