Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

David Durán - Mercado Motor - 03/06/2016 - ACTUALIDAD

Sevilla acoge el Volkswagen Tiguan

El nuevo modelo es presentado junto al río Guadalquivir

alt-text

Twitter (@TheDDuran)

 

Durante la tarde del pasado jueves dos de junio Volkswagen presentó en Sevilla la segunda generación del Tiguan, que tras casi diez años en el mercado ha recibido toda una serie de mejoras y actualizaciones. El nuevo SUV compacto de la marca de Wolfsburg tuvo como escenario de fondo la noria del muelle sevillano, así como Guadalquivir en el esplendor de la tarde.

El nuevo Tiguan fue mostrado por primera vez al público en septiembre de 2015 en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, antes de ser lanzado en los concesionarios de toda Europa. A principios de enero tuvo lugar en Estados Unidos el estreno mundial de la variante GTE Active Concept, mientras que Berlín acogió el Tiguan en abril para anticipar su llegada al mercado. Los concesionarios españoles no recibieron la nueva generación del SUV compacto de la marca de Wolfsburg hasta el mes de mayo, haciéndose presente con eventos como el realizado junto a la noria del Muelle de Sevilla.

Los motores han sido actualizados para cumplir la normativa de emisiones Euro 6: el TDI 2.0 de 150 caballos y el TSI 2.0 de 180 caballos son los motores que se ofertan en un principio, añadiendo más tarde ofertas diesel de 115, 190 y 240 caballos así como gasolina de 125 y 150 caballos. Volkswagen también ha anunciado una versión híbrida GTE, que contará con 218 caballos uniendo un propulsor TSI a un eléctrico de manera similar al Golf GTE y el Passat GTE ya presentes en la gama.

La tracción total 4Motion estará disponible como elemento de serie para todas las opciones con más de 150 caballos. Los que tengan menos se quedan con la tracción delantera y los que tengan esa misma cifra en concreto pueden escoger ambas opciones. Volkswagen ha realizado la misma organización para la caja de cambios manual de seis marchas o el cambio automático DSG de doble embrague de siete velocidades, las dos posibles transmisiones que se pueden acoplar a los motores del SUV compacto alemán.

Tras nueve años en el mercado, los materiales de construcción del Tiguan también han dado un salto adelante, dando lugar a un interior más conseguido – aunque mantiene una estética similar, una evolución de la misma filosofía. El exterior es lo que más ha sido modificado a nivel de imagen, presentando el corte de los modelos actuales de Volkswagen, un porte más musculoso y apropiado para un todoterreno que es, en definitiva, la versión reducida (es decir, de un segmento más compacto) de dos colosos como el Touareg o el Touran.

Aunque el nuevo Tiguan es seis centímetros más largo que la primera generación, el chasis ha sido aligerado gracias a la construcción utilizada en la plataforma modular MQB. Esta nueva plataforma se utiliza en más de una veintena de vehículos del Grupo Volkswagen con el ahorro de coste que ello supone.

Los dos Tiguan mostrados en la presentación enseñaban tanto el acabado normal como el que incorpora el paquete Offroad – elevando tanto el ángulo de ataque como el de salida para una mayor comodidad en terrenos con pendientes o zonas montañosas. Otro detalle es la mayor flexibilidad en los acabados: por ejemplo, ahora el acabado deportivo R-Line puede aplicarse al nivel de acabado medio Advance en lugar de estar limitado al Sport.

La última pequeña revolución en el SUV compacto es el apartado de conectividad: vehículo y Smartphone pueden conectarse mediante un puerto USB junto a la palanca de cambios para poder disfrutar de toda clase de servicios de infoentretenimiento en la pantalla del Tiguan como navegador, sistema de audio o incluso vídeos. También se ha incorporado el iCall de Volkswagen, conectado al sistema Security & Service. Este servicio permite que, en caso de accidente (si el vehículo registra una deceleración demasiado brusca) se pone en contacto con la central para permitir la ayuda que sea necesaria sin importar la magnitud del incidente que se haya producido.

La organización del evento corrió tanto a cargo de Sevilla Wagen (concesionario del grupo Volkswagen en la capital hispalense) como de Afterwork Sevilla, una empresa joven dedicada al ocio de calidad. Desde los empleados al máximo responsable de la correcta celebración del acto, la pasión por llevar a cabo la iniciativa se palpaba en cada metro cuadrado. Además del Tiguan, se llevaron unidades del Polo y del Golf, este último con el acabado R-Line.


Otras noticias