Mercado motor
alt-text     alt-text     alt-text   
  

Oscar - Mercado Motor - 09/01/2019 -

Una isla de Nueva Zelanda quiere convertirse en el primer lugar residencial exclusivo para coches eléctricos

alt-text

Waiheke es una pequeña isla de Nueva Zelanda que cuenta con poco más de 8.000 habitantes y con un parque móvil cercano a los 7.000 vehículos. Ésta se ha propuesto un objetivo para el año 2030: ser la primera residencia del mundo exclusiva para coches eléctricos.

 

La movilidad sostenible se encuentra en boca de todos los gobiernos. Muchos de éstos se han visto obligados a limitar, o directamente prohibir, el uso de motores de combustión tradicional.

 

El objetivo que persigue Waiheke es una iniciativa nacida de la asociación “Electric Island Waiheke” cuyo propósito pasa por convertir esta pequeña isla en el primer espacio residencial exclusivo para autos eléctricos. Vern Whitehad, portavoz de la asociación, señala que “el precio de la gasolina en Waiheke es uno de los más altos de Nueva Zelanda, lo que está perjudicando a las familias más vulnerables de nuestra comunidad”. Del mismo modo, Whitehad afirma que este proyecto convertirá la isla en un espacio de energía limpia y barata.

Las dimensiones de Waiheke hacen de este lugar un espacio ideal para el desarrollo de esta iniciativa. Y es que la isla mide 19,3 kilómetros de largo y tiene una anchura que varía entre los 0,64 y 9,65 kilómetros, contando con una superficie total de unos 92 kilómetros cuadrados. A estas dimensiones se le suma que la máxima distancia que se puede recorrer por sus carreteras es inferior a la autonomía media de los coches eléctricos.

En la actualidad, la isla de Nueva Zelanda cuenta con un parque móvil de unos 7.000 vehículos como ya hemos señalado antes. De todos estos autos, sólo 80 de ellos cuentan con motores eléctricos. El objetivo es que para 2030 la totalidad de sus vehículos sean eléctricos. Para aquellos residentes que no puedan hacer frente al precio de este tipo de vehículos, se espera que puedan hacerse con uno de ellos en el mercado de segunda mano, ya que de aquí a la fecha prevista, se prevé un considerable crecimiento de este mercado.

Los políticos de Nueva Zelanda apoyan con firmeza esta iniciativa y la están trasladando a otras partes del país. Con este proyecto no sólo se protegería y cuidaría el medioambiente, sino que también supondría un importante ahorro para los ciudadanos.

Fuente: Híbridos y Eléctricos


Otras noticias